Para los aficionados al séptimo cine, la esperada gala de los conocidos premios que otorga la Academia de cine Hollywood es lo mejor que puede haber en el año.

Por años la Academia ha premiado a artistas del séptimo arte por su excelente trabajo. Cada año las producciones parecen ser mejores y todo esto es gracias al esfuerzo exorbitante que hace cada persona que trabaja en el cine, tanto los que salen en la pantalla, como los que están detrás del telón.

Todos esperamos la lista de nominados a los Oscar y nos metemos mucho en el asunto. Sin embargo, muchos ignoramos la historia que tienen estos premios. Es por ello que a continuación dejaremos claro Todo sobre los Oscar.

 

¿Cuál es la verdadera historia de los Oscar?

Todo el mundo ha escuchado por lo menos una vez en su vida acerca de estos premios, sin embargo para muchos, la historia y el origen es totalmente desconocida.

Aunque es un poco larga la historia de los Oscar, siempre es bueno tener un poco de conocimiento acerca del tema.

Al inicio de los premios, las estrellas nominadas no eran muy populares. No existía una alfombra roja ni mucho menos vestidos extravagantes que llamaran la atención de todos.

Realmente la gala consistía en una noche intima, donde los ganadores cenaban tranquilos, sabiendo de antemano que serían premiados.

La primera gala fue en el año 2928 y fue Janet Gaynor la primera mujer en ganar un Oscar, destacando en la categoría de mejor actriz.

En la primera premiación solo se entregaron siete premios. Con el tiempo, las categorías fueron incrementándose al igual que la audiencia de la gala.

En 1936 la Academia comenzó a otorgar premios a los actores secundarios y así fueron sumándose más categorías a las premiaciones.

¿A quién se debe el nombre de Oscar? La verdad es que estos premios se conocen por varios nombres, desde la estatuilla al merito hasta el trofeo dorado, pero sin duda es mejor conocida por Los Oscar.

Según la bibliotecaria de la Academia de cine Margaret Herrick afirmó que el nombre que adquirió los premios fue por una ocurrencia propia ya que una vez que ésta vio la estatuilla por primera vez creyó ver la silueta de su tío Oscar.

Desde ese entonces, lo que comenzó por una ocurrencia a modo de broma hoy por hoy es la gala más importante del séptimo arte.